Desde hace cinco años, la Asociación de Mujeres Vecinales de Elche trabaja para acabar con la violencia de género con la educación como principal herramienta. Además de los talleres de prevención que han realizado en los centros de educación secundaria de la ciudad, con apoyo de la Fundación Esperanza Pertusa, este año la asociación ha querido dar un paso más en su alianza estratégica con la Fundación. A petición de las Asociaciones de Padres y Madres de Colegios de Elche  va a desarrollar un programa de coeducación en centros de educación primaria para acercar a las aulas una educación igualitaria para los alumnos y alumnas.

Los programas de Coeducación tienen como objetivo la eliminación de los estereotipos entre sexos que produzcan o promuevan desigualdades con motivo del género. Las teorías en las que se basan estos programas consideran a la escuela como un espacio no neutral en el que de forma implícita se transmiten valores patriarcales, culturales, y prácticas asociadas al género.

Las investigaciones en igualdad de género demuestran que la base del cambio de los comportamientos y consecuencias del machismo reside en la educación. Algunos de los contenidos que se trabajarán, concretamente se comenzará por el Colegio Casablanca de Elche, es revisar los estereotipos femeninos y masculinos, concienciar sobre reparto tareas domésticas y familiares, analizar el papel de la mujer en la sociedad y revisar los cuentos tradicionales, entre otros aspectos.

Con este proyecto estamos contribuyendo al Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 con el cual se pretende garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y al Objetivo de Desarrollo Sostenible 5, lograr la igualdad entre los géneros.