Un buen zapato es garantía de salud y también una importante forma de vencer la exclusión social. Por ello la Fundación Esperanza Pertusa mantiene convenios de colaboración con más de treinta asociaciones y ONG que son las encargadas de hacer llegar los zapatos a quienes más lo necesitan; menores, jóvenes en riesgo de exclusión social, personas con diversidad funcional, familias en riesgo de vulnerabilidad y personas sin hogar.

Desde Gioseppo se hace parte al cliente de este proyecto al donar durante un mes un par de zapatos por cada uno comprado en sus tiendas.