Puede ocurrir que el color de la piel condicione la vida hasta extremos inimaginables. Que sea causa de rechazo, de abandono, de violencia y de persecución. En muchos lugares del mundo, nacer con albinismo equivale a una condena de silencio y oscuridad. Un sistema de creencias y supersticiones amenaza la integridad de las personas con albinismo. La falta de recursos socio sanitarios, la pobreza, el desconocimiento y la ignorancia, agudiza la ocultación y el silencio entorno a ellas.

Mafalda Soto, protagonista de la quinta edición del programa Women4Change de la Fundación Esperanza Pertusa, es una líder referente internacional en la lucha por los derechos de las personas con albinismo en África. Su esfuerzo se enfoca en la protección de la salud de la piel, en la educación y en la integración de las personas con albinismo, en comunidades extremadamente pobres de diversos países africanos.

Mafalda Soto y su equipo trabajan para poner voz y color a una parte de un colectivo silenciado, ensanchando las oportunidades para miles de personas y abriendo el corazón a muchas más.

A través de su Asociación, Beyond Suncare, Mafalda Soto ha sido la creadora del primer fotoprotector destinado a la prevención del cáncer de piel de las personas con albinismo en África. Este producto está diseñado para ser producido en instalaciones sencillas en África, dando trabajo a los propios beneficiarios y a la comunidad local.

Esta edición de Women4Change, trabajamos con ella para la creación de una nueva planta de producción de estos fotoprotectores y generar un impacto positivo en la población albina en África.