En plena crisis económica, un grupo de empresas de la provincia de Alicante se unieron para hacer algo en común que aliviara la situación de aquellas familias que no tenían cubiertas sus necesidades más básicas.  Y decidieron hacerles llegar lotes navideños con productos de comida e higiene para que las fiestas pudieran ser algo especial para todos. Con esa intención nació hace una década el proyecto Empresas Solidarias.

La iniciativa promueve que las entidades que forman parte del tejido empresarial alicantino se involucren en la mejora de la sociedad. Tanto la Fundación Esperanza Pertusa desde su creación como Gioseppo forman parte de las Empresas Solidarias que colaboran para mejorar el día a día de las personas.

En las últimas cuatro ediciones, con el dinero sobrante se han llevado a cabo diferentes proyectos. En cada zona se diseña, en colaboración con las entidades sociales, la iniciativa más adecuada a cada necesidad particular de la población, aunque siempre están enfocadas a cubrir necesidades básicas de familias en riesgo.