Las personas sin hogar se enfrentan en su vida diaria a una discriminación generalizada debida a su condición. Estas personas, que luchan cada día para lograr superarse a sí mismas y a su situación, se encuentran diariamente con prejuicios que les dificultan su progreso. En el caso de las mujeres sin hogar, esta situación es aún más grave ya que, además de a la discriminación por su condición de personas sin hogar, se enfrentan a la inseguridad producida por la violencia hacia ellas.

En Alicante, varias asociaciones se dedican a proteger y a dar cobijo a estas mujeres que no logran salir de esta problemática situación. Estas asociaciones realizan actividades con las que aspiran a romper prejuicios y, una vez rotos, acabar con la discriminación a la que las mujeres sin hogar se enfrenta.

La Biblioteca Viviente es una de estas actividades realizadas en la ciudad, esta técnica pretende disminuir la violencia y discriminación en la sociedad hacia las personas sin hogar mediante un encuentro donde a través de una conversación se desafían los estereotipos y prejuicios presentes hacia este colectivo vulnerable. Esta técnica requiere dos agentes: la persona libro que cuenta la historia de su vida y la persona lectora que realiza una escucha activa. Este proyecto fue puesto en marcha con mujeres sin hogar en agosto de este año por la Fundación Esperanza Pertusajunto a la ONG Karam y Reacción Solidaria.

Desde la Fundación Esperanza Pertusa quisimos acercar a los empleados y empleadas de Gioseppo la realidad de estas mujeres sin hogar y por ello organizamos una Biblioteca Viviente en la cafetería de Gioseppo en la que cada mujer contó su experiencia personal y cómo han logrado superarse a sí mismas. A través de actividades como el role-playing, el pensamiento prosocial y la visualización se ha trabajado con las mujeres la autoestima, las expectativas de futuro, la motivación y se ha conseguido modificar la indefensión aprendida en la que se encuentran sumergidas y promover las habilidades sociales.

Lucía, una de las participantes en la Biblioteca Viviente contó a las empleadas asistentes que la fuerza personal es el principal sustento para los momentos más críticos, “en la vida hay que tener esperanza, no dejarse caer y tener coraje para la lucha diaria, todos los días sale el sol y aunque no tengo techo sigo adelante. No me van a ver hundida”. Esperanza Pertusa, presidenta de la Fundación también participó como persona lectora y quiso compartir unas palabras de ánimo a todas las mujeres asistentes, “podéis salir adelante. Tenéis que quereros mucho e ir construyendo una vida con trabajo y fuerza”.

Además de esta actividad, las mujeres han realizado un taller de fotografía participativa en el que han recibido clases de técnicas básicas gracias a voluntarias de ReacciónSolidaria para que puedan fotografiar su vida diaria y así mostrar su realidad. La exposición resultante de esta actividad estuvo expuesta en Gioseppo y  pasará por Las Cigarreras y el Museo MACA de Alicante. Para completar, se han organizado talleres de Arteterapia, la aplicación científica del arte, con el objetivo de aprender a reconocer y ser conscientes sus problemas o trastornos y a desarrollar sus propias habilidades, facultades y recursos para afrontarlos y paliar o suprimir sus efectos.

Gracias a estas tres actividades enfocadas a mujeres sin hogar dentro del proyecto “Callejeras en marcha” se ha logrado desarrollar su capacidad creativa, con el objetivo de fortalecer el autoconocimiento a través de la expresión creativa para así mejorar la confianza en sí mismas y promover los derechos de la mujer.

 

 

Con este proyecto contribuimos al Objetivo de Desarrollo Sostenible 10, reducir las desigualdades y frenar su aumento.